Saltar al contenido

¿Cómo lavar quinoa? La forma corrrecta de hacerlo

Si te preguntas cómo lavar quinoa llegaste al sitio correcto. Este pseudocereal está siendo considerado un súper alimento en la actualidad. Esto es debido a que no solo se puede hacer de todo con ella. Sino también a la gran cantidad de nutrientes que brinda. Su aporte puede ser considerado incluso superior al de la leche. Es el único alimento que aporta todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas necesarias para el humano.

Granos de quinoa

Lo útil y maravilloso que tiene la quínoa es su versatilidad a la hora de prepararla. Este pseudocereal puede prepararse de cualquier manera. De hecho, debido a que no tiene gluten, puede hacerse pan libre de gluten. Este es un uso muy popular que se le ha dado, ideal para la gente celiaca. También hay quienes preparan muffins con ella.

Así como es de útil la quinoa hay que tener mucho cuidado. Antes de consumirla, debemos lavarla de manera apropiada. Esto se debe a que contiene un glucósido conocido como Saponina. Este componente puede ocasionar daños al organismo. Sin embargo, si se limpia de manera apropiada, podemos hacer con ella lo que se nos antoje.

¿Cómo limpiar la quinoa de forma adecuada?

La quinoa es un súper alimento capaz de aportarte todos los nutrientes y vitaminas que necesitas. Es un alimento que todos deberían tener en su dieta diaria. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado a la hora de cocinarla y hacer algo con ella. Esto se debe a la saponina que contiene. Es útil para el cuerpo, pero en altas dosis puede hacer daño, por ello debes aprender cómo lavar quinoa.

Sevenhills Wholefoods Granos De Quinua Orgánico 1kg
  • Quinoa de variedad Real cultivada en Bolivia, de la mejor calidad y la más nutritiva
  • Las semillas son más grandes, redondas y esponjosas y tiene más sabor a nueces que...
  • Cruda, procesada a temperaturas inferiores a los 45°C para conservar las vitaminas y...

Pasos a seguir para lavar la quinoa

Lavar la quinoa puede parecer complicado, pero es más fácil de lo que crees. Una vez que aprendas, lo harás de manera rápida y efectiva. Solo debes seguir estos pasos:

  1. Debes lavar muy bien la quinoa antes de cocerla. Así podrás limpiarla de manera adecuada. Ubica un recipiente o un buen bol y las vas a limpiar con agua natural a temperatura ambiente.
  2. Antes de hacer el paso anterior, esparce la quinoa sobre una mesa y pálpalas. Busca alguna piedra que pueda traer entre mezclada. Recuerda que puede que se cuele alguna piedrita y al momento de comerla puede dañar tus dientes. Una vez que lo hayas hecho, puedes depositarlas en el bol con agua natural.
  3. Una vez depositadas las quinoas, llena el bol de agua hasta cubrirlas por completo. Remueve el agua y las vas a escurrir. Vas a repetir este proceso de llenarlas de agua, removerlas y escurrirlas unas 6 veces.
  4. Una vez hecho esto, vas a llenarlas de agua y las vas a dejar reposar por 1 hora. El agua hará el resto de la limpieza.
  5. Luego de que haya pasado la hora, remueve las quinoas en esta agua y escúrrelas.
  6. Vas a poner a hervir 2 cazos llenos de agua hasta que hiervan. Vas a colocar la quínoa en el primer cazo unos 5 minutos. Luego, las retiras y las dejas hervir en el segundo cazo por 15 minutos. Esto es hasta que el grano se abra.
  7. Una vez que el grano abra, déjala reposando unos minutos en el agua hirviendo. Cuelas la quínoa y la dejas reposar en un lugar tranquilo. Ya las tienes listas para cocinar. Todo esto es para nuestro propio beneficio.

Es importante lavar la quinoa

NATURACEREAL bio quinoa Color Blanco, 1er Pack (1 x 1 kg)
  • CALIDAD garantizada, desde la producción hasta el envase, con el mayor cuidado para...
  • 100% NATURAL - Vegano, sin gluten y sin ingeniería genética
  • NUTRITIVA - la quinoa es una fuente vegetal rica en proteína, fibra y minerales

¿Por qué es importante aprender cómo lavar quinoa? Pues hay que lavarla muy bien para poder consumirla. La saponina que trae el alimento de manera natural es útil para el organismo. Sin embargo, es un componente que suele usarse en la fabricación de productos de aseo. En altas dosis, este glucósido puede resultar perjudicial para el humano. Si la limpiamos bien, podremos hacer lo que sea.